Navidad sin balas

El 25 de diciembre de 2012, la niña Paz Valentina falleció a causa de una bala perdida. La Navidad se convirtió en luto. En Paraguay 25 personas murieron por balas perdidas en los últimos 5 años.

Para cambiar las estadísticas decidimos generar un impacto más fuerte que el de las armas de fuego, utilizando uno de los elementos más tradicionales e importantes de la cultura popular paraguaya: EL PESEBRE. Fue así como en la primera semana de diciembre, los principales programas televisivos y radiales, referentes y líderes de opinión recibieron una caja con un pesebre sin la pieza más importante, el niño Jesús, simbolizando la ausencia de las víctimas, con un mensaje claro y contundente; QUE NADIE FALTE.

Los pesebres incompletos generaron alta repercusión y amplios espacios de conversación sobre el peligro de las balas perdidas y la historia de Paz Valentina en medios nacionales e internacionales.

Lo más importante: En la Navidad del 2014 y el Año Nuevo del 2015 NO SE REGISTRARON CASOS DE MUERTE POR BALA PERDIDA.